miércoles, 24 de agosto de 2016

Valiéndose de Todo para Resolver el Problema


La inteligencia reacciona frente al problema. Un chimpancé (que tiene un ADN 98.5% similar al humano) hace gala de eso, transportando frutas no sólo con sus manos y hocico, sino también con sus patas, que por su especial configuración prácticamente constituyen un juego adicional de manos.

Gracias a sus versátiles manos, los grandes simios gozan de una gran ventaja frente a la inmensa mayoría de animales, ventaja que, al permitirles afrontar exitosamente una gran cantidad de problemas, estimulan y retroalimentan cada vez más su inteligencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada